AdoptaUnChico.com.mx

Cómo lograr más orgasmos

Orgasmo

m.

Momento de máxima excitación de los órganos sexuales 

en el que se experimenta un placer intenso y que va 

seguido de una relajación.

El pasado 8 de agosto fue el Día Internacional del Orgasmo, fecha más que merecida para una experiencia que nos hace gozar a todxs. Bueno, casi, ¿sabías que al 38% de las mexicanas les cuesta mucho llegar a tenerlo? Y una de cada 10 nunca lo experimentó. ¡Qué tragedia! 

A las mujeres les cuesta más llegar al clímax y no es por mera coincidencia, o sólo una cuestión en relación al físico, sino porque históricamente estuvieron reprimidas del placer sexual. Desde la crianza les enseñan que el sexo no es correcto para las señoritas, mientras que a los hombres se les felicita.

Entonces, el primer paso para mejorar tus experiencias sexuales es liberar tu mente de cualquier prejuicio, ya que NO, no es algo sucio ni tiene que ver con una cuestión de respeto. Una vez que lo hagas, tu cuerpo se entregará al placer. 

En segundo lugar, vamos a resaltar la importancia de los juegos previos (benditos sean). El tiempo de llegada a la excitación en los hombres es de 20 segundos, mientras que en las mujeres es de 20 minutos. Y cuando hablamos del juego previo, no nos referimos únicamente a lo físico, sino también a lo verbal. El cerebro es un elemento clave, so let’s talk dirty, baby.

Por si no quedó claro, hacemos énfasis en que la penetración sin algún otro roce o estimulación previa, es el peor de los errores. Tus chances de lograr el orgasmo serán BAJÍSIMAS. 

Ahora, vamos a romper otro mito: el clímax en simultaneidad es muy lindo pero poco probable. El hecho de que te enfoques en que ambos tengan un orgasmo al mismo tiempo implica una presión que te distrae de tu goce. Y ni se diga si estás pensando solamente en que el otro disfrute. El sexo es un juego compartido, pero es necesario que también te enfoques en tu propio placer. Después de todo, mientras más horny estés, más chispas le vas a sacar a tu compañero, ¿no?

Por otro lado, conocerte también es clave para saber qué quieres y, una vez que lo sepas, no te inhibas al pedirlo. La vergüenza es tu peor enemiga en esta situación, decir lo que te gusta no tiene N A D A de malo.

Lo ideal es perder el control y dejarse llevar por las sensaciones del cuerpo. Ese es el secreto de cualquier orgasmo (bueno, eso y un buen previo, claro). Así que te proponemos que intentes deshacerte de cualquier prejuicio y pienses un poquito más en ti a la hora de la acción, ¡los resultados se van a notar!

Si te interesó este artículo, también te puede gustar:

Todo lo que quieres saber sobre el squirt

Un regalo llamado clítoris

back to top