AdoptaUnChico.com.mx

Test del verdadero amor

Hay muchas maneras de vivir el amor, basta con mirar alrededor para darse cuenta que cada pareja crea sus propias reglas.

De la fusión a lo platónico, de cómplice a apasionado... la gama es amplia, y no siempre es fácil detectar si lo que sentimos por el otro es un enamoramiento efímero o el AMOR con mayúsculas. ¿Qué tal si hacemos la prueba? 

 

Sensaciones físicas

El amor no es sólo un sentimiento "místico" universal. También es palpable. Y nuestras sensaciones no engañan: entre las mariposas en el estómago y los pequeños sudores, el amor tiene todas las características de una enfermedad... contagiosa. Si tu corazón palpita cuando ves su nombre en el teléfono, si tu estómago se voltea ante la idea de verlo, si la parte inferior de tu abdomen late hasta la garganta... la fase 1 de ALERTA está activada. 

Las atenciones

Te levantas más temprano para prepararle unos hot cakes con su jugo favorito, le compras leche de almendras porque sólo toma eso y reservas boletos para llevarlo/a a ver al comediante/grupo que ama. En resumen, hacemos todo para hacerlo/a feliz, para sorprenderlo/a. Pequeños regalos, sorpresas o el dedicarle todo el tiempo son señales de que está empezando a agradarnos un poco más que la/el vecina/o de al lado (aunque la/el vecina/o también puede ser sexy). ALERTA, etapa 2.

Deseos

Ir al cine, probar un nuevo restaurante, bucear, descubrir un artista... queremos hacerlo todo, todo el tiempo, el uno con el otro. Porque hacerlo solo/a es bueno, pero hacerlo con él/ella es mejor. Su presencia es como una cucharada de Nutella: no es totalmente necesaria, pero es esencial para aumentar el placer diez veces. ALERTA 2 y medio.

Pensamientos

Cuando te encuentras con tu libro favorito, cuando te llama la atención un abrigo negro (porque se parece al de él/ella), cuando hueles un perfume en la calle y piensas en ESA persona. Todo es un pretexto para llevarnos de vuelta al otro, porque en realidad siempre está ahí, en algún lugar, cómodamente instalado en el sofá de nuestro cerebro. ALERTA: etapa 3.

Las cosas que nunca hemos hecho antes...

"El amor te da alas", la banalidad de esta expresión, sin embargo, lleva la esencia del sentimiento. Estamos listos para hacer paracaidismo, para probar el curso de escalada el domingo por la mañana, incluso para preparar un wok de verduras donde una pizza a domicilio nos vendría muy bien. Llevados por este viento de ligereza, de novedad, nos sentimos preparados para cualquier cosa, y el campo de posibilidades está tan abierto como nuestro corazón. La alerta se acelera. 

Los gestos

Dormirse abrazándolo/a como un osito de peluche, oliendo el olor de su piel o pelo, acariciando su mano o cara, calentándolo/a cuando tiene frío, dándole un masaje después de un largo día... Tantas pequeñas atenciones, simples y cotidianas, pero que muestran una ternura sincera. ALERTA con una sirena que suena muy fuerte.

Compartir 

Empezamos a tener ganas de contarle todo, compartimos nuestro plato de papas fritas, abrimos nuestras sábanas y hacemos espacio en el armario para que deje un cambio de ropa interior "por si acaso". ALERTA ROJA. 

Los proyectos

¿Y si nos vamos de viaje a Canadá? ¿Podríamos conseguir un departamento juntos? Tan pronto como empiezas a pensar en el medio o largo plazo, es como si empezaras a proyectar. Crees que dentro de seis meses, un año, seguirán estando juntos. Y es una prueba de que quieres construir una historia duradera. ALERTA ALTA.

PD: Gracias a quien me prendió el corazón por enseñarme a distinguir entre el amor en llamas y un enamoramiento pasajero. La pequeña chispa se convirtió en una llama; tú encendiste mis alas. 

Por: Anne Guitteny

Si te interesó este artículo, también te puede gustar:

Las más bellas cartas de amor de la historia 

Slow love en tiempos de cuarentena

back to top