AdoptaUnChico.com.mx

Slow love en tiempos de cuarentena

La distancia social parece estar funcionando para aplanar la curva. Es algo que ya hemos interiorizado. Nos cruzamos con algunas personas por la calle y en el supermercado, pero lo único que intercambiamos es una mirada con una mezcla de nerviosismo y complicidad. Y más distancia. Y más aislamiento. Y más ¿soledad? No. Ni un poco. De hecho, estamos más conectados que nunca.

Dependiendo de cómo nos haya tocado el COVID-19, el confinamiento nos está pegando de manera diferente a cada uno. No obstante, somos seres sociales, y necesitamos interactuar y recibir estímulos externos. Seguir en contacto es demasiado fácil gracias a nuestra bella amiga tecnología, y conocer gente nueva también lo es gracias a los Cupidos virtuales. Ya sabes por dónde voy, ¿no?

El aislamiento nos ha privado también de las ondas fugaces, los “aquí en corto”,  pero nos ha dado algo muy importante: paciencia. En un mundo de citas rápidas, podemos decir que la cuarentena nos está permitiendo conocer mejor a nuestros pretendientes. Hemos pasado del Fast Love al Slow Love y disfrutamos creando química.

¿Vale la pena conocer gente nueva en esta época?

¡Obvio! Pero, lógicamente, no se trata de hablar para andar lo antes posible. Se trata de conversar, conocernos, compartir intereses (también memes, of course) y encontrar la química poco a poco. Efectivamente, hay formas de conectar con otras personas sin habernos visto antes. La pantalla nos desinhibe y saca otros aspectos de nuestra personalidad que normalmente no nos atrevemos a mostrar. Y lo más importante: nos entretiene.

Llevamos bastantes días recibiendo malas noticias y una sobrecarga de información exagerada. Es hora de encontrar nuestro momento de desconexión y quitarnos esa sensación de aislamiento (que, por cierto, no es nada fácil de llevar). Somos seres sociales, necesitamos relacionarnos para conservar el optimismo, encontrar alivio y reírnos un rato.

En medio de esta ola de malas noticias, puede que el COVID-19 nos haya dado algo bueno: quitarnos las prisas y empezar a tomarnos nuestras relaciones con más calma. Conocer bien a una persona antes de verse en persona te hará saber si de verdad vale la pena y te ahorrará una primera cita incómoda.

Parece que en un mundo que va a cien por hora se nos había olvidado lo que es el “amor a fuego lento”. Es el momento de abrirnos a la sapiosexualidad y encontrar una conexión intelectual y espiritual más allá de lo físico. La base de todas las relaciones es la comunicación y la confianza, y esto es lo que se nos olvida cuando empezamos a salir con alguien solo por atracción sexual o instinto.

Averigua lo que de verdad te enciende

La cuarentena nos va a hacer reflexionar sobre nosotros mismos y nuestra situación actual, pero también sobre lo que queremos en una pareja. Lo que más necesitamos ahora es estar cómodos y sentir que nos escuchan. Una app para ligar durante el confinamiento es el filtro perfecto para saber quién sí y quién no.

Experimenta con Adopta para averiguar qué tipo de relación estás buscando. Es el momento de sacar el tema de conversación que más te parezca y de encontrar personas con las que compartas intereses. O, ¿por qué no?, darle una oportunidad a ese tipo de gente con la que no te verías jamás.

En cualquier caso, cuando acabe esta etapa, tendremos las ideas mucho más claras que antes. Daremos más importancia a pasar tiempo de calidad con nuestro círculo social, y nos lo pensaremos dos veces antes de salir con alguien por puro aburrimiento.

Viéndolo todo desde un punto de vista positivo, las parejas o amistades que surjan durante esta etapa habrán creado una conexión única y genuina a base de largas conversaciones, citas virtuales e insomnios compartidos.

Dicen que lo bueno se hace esperar. Imagínate la primera cita de dos personas que llevan semanas compartiendo en la distancia. Fuegos artificiales.

Por: Alejandra Aranda

Si te interesó este artículo, también te puede gustar:

20 cosas a hacer en AdoptaUnChico

5 tips para ligar con tu descripción

back to top