AdoptaUnChico.com.mx

¿Cómo me ligo a una feminista?

Entre los anuncios claramente machistas de la tele y el acoso verbal callejero gratuito y socialmente aceptado que se recibe por parte de albañiles y viejos verdes, es normal que un chico inocente piense “qué difícil debe de ser seducir a una feminista, siempre les molesta todo, incluso un piropo bien intencionado”. ¿Difícil? Claro que no (mientras en el fondo no seas un patán machista, un lobo con piel de cordero). Pues, feministas o no, a todas nos gusta un halago, pero no las cochinadas no solicitadas por parte de extraños. Es solo cuestión de interés, paciencia y ganas de aprender un poco de sociología. Eso sí, seducir a una activista de Twitter o Femen ya son palabras mayores. Para facilitarte las cosas (qué buenas somos) vamos a comentar algunas de las claves a la hora de intentar ligarte a la feminista de tus sueños. Y sí, aquí va otro artículo heteronormativo.

Temas polémicos

Cuando estén en el restaurante, ni se te ocurra pedir una Perrier, esa marca que hizo un anuncio en el que las mujeres hablan de juguetes sexuales. Esto podría desencadenar su modo de auto-defensa. Por las mismas razones, no te vistas con cositas de American Apparel, Dolce & Gabbana, Desigual (aunque esto en verdad yo lo aconsejo solamente porque todo es horrible, aunque fuera la marca más feminista del mundo la vida con ella sería todo menos bonita) Gucci, Lee y un largo etcétera. Hacen publicidad machista y eso no se puede consentir. No hables de marcas de productos de limpieza (todas perpetuadoras del patriarcado). Básicamente, ¡no hables de ninguna marca!

Ser muy hombre

No creas que ella quiere saber que la consideras el sexo débil y que estás ahí para protegerla. No seas tan amable y considerado. Dale unos golpes en la espalda cuando la saludes o chócale esos cinco. Ni se te ocurra abrirle las puertas ni llevar el paraguas. Y por favor, ten la decencia de dejarla pagar la cuenta, ¡olvídate del macho que llevas dentro! Aunque pagar mitad y mitad tampoco está tan mal, ¿verdad?

Precisión del lenguaje

Si te lanzas al mundo de las anécdotas y de las bromas lingüísticas… hazlo con cuidado, cautela y midiendo mucho tus palabras. Evita detalles narrativos que den relevancia a nuestra sucia sociedad patriarcal. #fuckthesystem! Si hablas de una “secretaria”, usa el sintagma correcto “la persona que se encuentra en la recepción” y así podrás terminar la historia sin que se dé cuenta de que el jefe es tu papá y sin recibir unas bofetadas (ídem con la cajera del súper o la chica de la limpieza).

Concéntrate en el lado feminista que hay en ti

¡Explótalo! ¡Descúbrelo! 

Explícale y déjale claro que para ti no existe ese asqueroso concepto de mujer fácil del que hablan todos tus amigos. Que tú entiendes perfectamente que los humanos, mujeres y hombres, quieren divertirse por igual y que te parece una tontería la distinción de género, tan injusta y estúpida. Levántate espontáneamente y brinda por ello. Proponle disfrutar juntos de esa noche, hazlo con entusiasmo, sin etiquetas y prejuicios y triunfarás.

Si a pesar de todo el esfuerzo, ella no acepta, solo hay dos posibles errores de cálculo:

a) que te huele mal la boca

b) que todavía estás en la #friendzone

Cómete un chicle inmediatamente en el primer caso y vuelve a insistir. En el caso B, ármate de paciencia y acompáñale a todas las manifestaciones. Roma no se fundó en un día.

back to top