mx.adopte.app.com.mx

mx.adopte.app.com.mx

Billie Jean King de tenista a feminista

Billie Jean Moffitt nació el 22 de noviembre de 1943 en Long Beach, California; su padre, Bill, era bombero y su madre, Betty, ama de casa. La familia Moffitt siempre había estado involucrada en el deporte: Bill, antes de convertirse en bombero, jugó en la NBA, y Betty era una excelente nadadora. El hermano de Billie Jean, Randy, jugó durante 11 años en varios equipos de las Grandes Ligas de Béisbol. El destino de la pequeña Billie Jean ya estaba destinado.

El primer deporte de Billie Jean fue el baloncesto. Entonces empezó a jugar al softball, y a los 10 años ganó un campeonato en la ciudad junto con su equipo. Cuando comenzó el quinto grado, le preguntó a su padre qué deportes podía practicar para continuar con su éxito. Su padre mencionó el tenis. Desde el momento en que tomó una raqueta, Billie Jean supo que estaba hecha para este deporte.

La joven atleta puso la vara muy alto. "Tengo la intención de ser la número 1 del mundo". - Billie Jean le dijo a su madre. Sin embargo, pronto se dio cuenta de que el nivel de exigencia de las jóvenes tenistas es muy diferente al de los hombres. Durante un torneo en el Club de Tenis de Los Ángeles en 1955, Billie Jean fue excluida de una foto de grupo de jóvenes tenistas porque llevaba short en lugar de la falda de tenis tradicional. Billie Jean no estaba dispuesta a ceder a las normas y decidió actuar contra la desigualdad de género en el deporte.

Billie Jean llamó la atención en 1958, cuando ganó los campeonatos del sur de California en su categoría de edad. Un año más tarde, empezó a jugar al tenis profesionalmente y fue entrenada por la antigua gran tenista femenina Alice Marble. Mientras tanto, Billie Jean se graduó en la Universidad Estatal de California en Los Ángeles y trabajó como profesora de tenis. En 1965, se casó con el estudiante de derecho Larry King.

En 1961, la tenista adquirió fama internacional cuando ella y Karen Hantze Susman se convirtieron en la pareja más joven en ganar el título de dobles en Wimbledon. Entre 1961 y 1979, Billie Jean ganó el récord de 20 títulos de Wimbledon, 13 títulos en Estados Unidos, cuatro títulos en Francia y dos títulos en Australia, con lo que alcanzó un total de 39 títulos de Grand Slam. En 1972, ganó el Abierto de Estados Unidos, el Abierto de Francia y Wimbledon, ganando tres títulos de Grand Slam en un año.

Fuera de la cancha, Billie Jean hizo campaña por la igualdad de recompensas económicas en los eventos masculinos y femeninos. En 1973, en la cumbre de su carrera, Billie Jean aprovechó su posición para crear la Asociación de Tenis Femenino. Gracias a su lucha, el Abierto de Estados Unidos se convirtió en el primer gran torneo que ofrecía premios iguales para ambos sexos.

La campaña por la igualdad salarial obtuvo una audiencia mundial de más de 90 millones de personas cuando Billie Jean se enfrentó al tenista y autoproclamado machista Bobby Riggs en la "Batalla de los Sexos". Bobby afirmaba que el juego de las mujeres era inferior al de los hombres, y Billie aceptó su desafío para demostrar que estaba equivocado. King derrotó a Riggs por 6-4, 6-3 y 6-3. Ningún partido de tenis, ni antes ni después, ha sido visto por una audiencia tan grande.

Mientras Billie Jean disfrutaba de un éxito increíble en su vida profesional, su vida personal iba a ser objeto de mira. La tenista se dio cuenta de que le gustaban las mujeres y comenzó una relación secreta con una mujer a principios de los años 70. Una década más tarde, en 1981, Billie Jean admitió públicamente que era lesbiana y, como consecuencia, perdió todos sus contratos de patrocinio.

Billie Jean no estaba dispuesta a rendirse y emprendió otra lucha, esta vez contra la discriminación basada en la orientación sexual. Tras divorciarse de Larry en 1987, Billie Jean inició una relación con Ilana Kloss. La pareja se estableció en Nueva York. Billie Jean e Ilana siguieron siendo muy amigas de Larry y su familia.

El 12 de agosto de 2009, el Presidente Barack Obama le concedió la Medalla Presidencial de la Libertad, el mayor galardón civil de Estados Unidos, por su trabajo en favor de las mujeres y la comunidad LGBTQ. Sin embargo, Billie Jean no tiene intención de detenerse. Hoy, a sus 78 años, sigue luchando incansablemente contra la injusticia y la discriminación en todo el mundo.

Si te interesó este artículo, también te puede gustar:

Barbara Kruger: artista y activista 

Colette

back to top