AdoptaUnChico.com.mx

¿Quién dijo que el amor duele?

Crecimos en un mundo que insiste en que el verdadero amor, el pasional, duele. La industria del cine, la publicidad, los comentarios de tus amigas, etc, normalizan el hecho de que para ser amada es necesario sufrir, pues aparentemente, sólo se puede encender la chispa a partir de peleas y reconciliaciones constantes.

“El mejor romance siempre va a ser como tus tacones preferidos: los usas porque te encantan pero sabes que te hacen sufrir”, fue lo que me dijeron una vez y, sin entender bien por qué, supe que algo estaba mal. ¿Por qué un amor sano tendría que doler o ser casi indeseable? 

Lo irónico es que sí hay algo peor. Se cree que es mejor tener una pareja que te lastime, a no tenerla. Entonces es mejor convencerse de que es así, que el amor duele pero es preferible tenerlo, a estar en soledad porque es terrorífica. ¡Stop!

Sobre esto hay que romper dos esquemas. Primero, si sufres por alguien que no te corresponde, ¡aléjate! Soltar una relación conflictiva es quererte a tí misma y hacerte más fuerte.

No vas a encontrar ningún fuego más lindo que la chispa que surge entre dos personas que se entienden, se apoyan y se acompañan (aunque también van a tener sus discusiones, son parte del crecimiento de la pareja y una manera de aprender a conocerse, pero no una rutina).  

En segundo lugar, es necesario aprender a saber entregarse a la soledad. Es la única que te va a permitir escucharte a ti misma, a conocer tus gustos, tus creencias, tus ideas. Sí, puede ser linda. Por eso, hasta que llegue ese compañero que te cuide y ame complemente, aprende a disfrutarla.

Si te interesó este artículo, también te puede gustar:

Dejar de stalkear a tu ex es justo y necesario

Quememos el amor romántico

 
back to top