AdoptaUnChico.com.mx

Mujeres que conquistaron el espacio

Las mujeres han desempeñado un papel fundamental en la exploración espacial desde el inicio de esta actividad en la historia. Aunque hubo muchos intentos para minimizar su trabajo, finalmente consiguieron volar al espacio en los años 60 y pisarlo en los 80. 

Aunque en las últimas décadas las agencias espaciales se han esforzado por incluir a mujeres astronautas en sus misiones, el camino sigue siendo duro.  

Aprovechando la oportunidad única que nuestra campaña Cosmic Love representa, te presentamos los perfiles de maravillosas mujeres astronautas, sin las cuales no sólo la historia de la conquista del espacio, sino también el mundo, no sería la misma.

Tres, dos, uno, cero, GO! 

Valentina Tereshkova 

En 1963, la primera nave espacial con una mujer a bordo entró en órbita con el cohete Vostok 6. Y fue la cosmonauta e ingeniera soviética Valentina Tereshkova. El diseñador y jefe del programa espacial, Serguéi Korolev, no aceptó enviar a una mujer al espacio, pero a pesar de su objeción, Tereshkova, llena de amor por pilotar y su habilidad de lanzarse en paracaídas, superó con éxito todas las pruebas de resistencia y se dispuso a conquistar el espacio exterior.

Svetlana Savitskaïa

Aunque el primer vuelo de una mujer al espacio tuvo lugar muy pronto, no fue hasta 19 años después cuando se envió a la segunda mujer al espacio. Hablamos de la nativa de la Unión Soviética: Svetlana Savitskaïa. En 1980, la astronauta superó con éxito las pruebas de selección, tras lo cual se incorporó a las filas de los cosmonautas soviéticos. Su primera misión espacial tuvo lugar en agosto de 1982 y duró 8 días. En julio de 1984, durante su segunda misión a bordo de la Soyuz T-7, ella se convirtió en la primera mujer en completar una caminata espacial de más de tres horas.

Sally Ride

Si bien todas las misiones espaciales estadounidenses habían sido tripuladas exclusivamente por hombres hasta entonces, en 1977 la NASA decidió reclutar por primera vez a mujeres. La competencia fue enorme. Hasta 8,000 candidatos compitieron por un lugar en este prestigioso cuerpo. En 1978 se seleccionaron 35 nuevos astronautas, entre ellos la doctora en física Sally Ride. Y así, en 1983, tras cinco años de intensa preparación, Ride se convirtió en la primera mujer estadounidense de la historia en subir a bordo del transbordador Challenger. Participó en dos misiones y pasó un total de dos semanas en órbita

Mae Jemison

Mae Jemison hizo historia como la primera mujer negra en volar al espacio. Antes de que eso ocurriera, recorrió un largo camino. En 1973, con sólo 16 años, fue aceptada en la Universidad de Stanford, donde estudió química, pero no se detuvo allí. En 1981 obtuvo un doctorado en medicina de la Universidad de Cornell. Aunque se sentía realizada profesionalmente, no perdía la esperanza de poder conquistar también el universo. En 1987 fue aceptada en el Cuerpo de Astronautas de la NASA y cinco años después cumplió su sueño de la infancia al volar al espacio a bordo del transbordador Endeavour. 

Ellen Ochoa

Ellen Ochoa no sólo es la primera mujer de ascendencia hispana que viajo al espacio a bordo del transbordador Discovery en 1993, también es una inventora. Antes de lanzarse a la conquista del espacio, se graduó como Doctora en ingeniería eléctrica por la Universidad de Stanford y en 1987 patentó un innovador sistema óptico. Ochoa comenzó su carrera en la NASA en 1990 y rápidamente batió un notable récord, pasando casi 1,000 horas en el espacio. Actualmente es la primera mujer que ocupa el cargo de Directora del Centro de Vuelos Espaciales.

Anna Fisher

Por último, pero no menos importante, Anna Fisher, quien trabajó en el departamento de exploración espacial. En 1978 fue seleccionada como astronauta y fue incluida en el grupo NASA-8. Fue la primera tripulación que incluía mujeres. En agosto de 1979, completó su período de entrenamiento y prueba de calificación de vuelo. Participó en la misión del transbordador Discovery, que comenzó en 1984. Pasó un total de 192 horas en el espacio.

La historia de Fisher sirvió de inspiración a Ridley Scott para crear el personaje de la teniente Ripley, la protagonista de la película de culto Alien de 1978. Hoy, a los 71 años, sigue siendo una fuente de inspiración para nosotros. La prueba está en el logotipo de nuestra CLSA Cosmic Love Space Agency, con el que le rendimos homenaje y a sus extraordinarios logros.

Por primera vez, gracias a AdoptaUnChico, 1,000 enamorados podrán enviar sus cartas de amor al espacio a bordo del cohete Falcon 9 de SpaceX. Te damos la oportunidad de vivir una inolvidable y romántica aventura interplanetaria. Para participar, entra en www.adoptaunchico.com.mx/cosmic y forma parte de la conquista del universo.

Si te interesó este artículo, también te puede gustar:

¿Y si nos escribiéramos cartas de amor?

Envía tu carta de amor al espacio

back to top