mx.adopte.app.com.mx

mx.adopte.app.com.mx

La música y la danza están vinculadas al amor

La música nos transmite diferentes emociones, de eso no hay duda. ¿Cuántas veces hemos elegido alguna canción de acuerdo a nuestro estado de ánimo? La verdad es que muchas, sobre todo cuando estamos algo tristes o súper contentos. Y qué decir del amor expresado a través de la danza, ¿recuerdas el primer baile con el chico de tus sueños? Por eso en adopte, hemos decidido hablarles de la música y la danza, y de su vínculo con el amor.

 

El amor y la danza

El lazo entre el amor y la danza forma parte de una antigua historia. Se dice que este nace de la necesidad de un corazón cansado, al verse reducido sólo a palabras. Al igual que la danza, el amor se asocia a la pasión y a la irracionalidad. Es libre y no sigue patrones. Según estudios científicos, nada puede expresar mejor el significado del amor que el lenguaje corporal o físico. Por ello, la música y la danza son formas de comunicación importantes, que permiten crear relaciones y vínculos más duraderos.

¡Puede que sea el momento de apuntarse a una clasecita de baile!

La música y el amor

La música tiene la capacidad de encender recuerdos de momentos mágicos, algo que nos fortalece y también a nuestras relaciones. No por nada, la música romántica en este aspecto es prioritaria. De hecho, la ciencia explica que preferimos la música relajante, ya que sus sonidos son capaces de aumentar nuestros niveles de oxitocina, la hormona implicada en el sentimiento del amor. Y adivinen qué, las notas tranquilas y relajantes definen la música romántica. ¡Ahhh! Por ello, es más probable que se elija a la persona con la que se va a establecer un vínculo, por la similitud en gustos musicales. Sin disminuir la atracción física en caso de tener preferencias distintas. Así que, si los opuestos se atraen, la música los une.

Y a ti, ¿te gustaría expresar tu amor bailando lento y pegadito?

 

Si te interesó este artículo, también te puede gustar:

Guía de besos en el cine - Parte I

Guía de besos en el cine - Parte II

back to top