AdoptaUnChico.com.mx

La importancia del equilibrio personal en la relación de pareja

Pasamos mucho de nuestro tiempo juntos y la llama ha perdido la chispa. La excitante melodía del inicio se convirtió en una canción repetida y familiar. ¿Habremos terminado el tour de nuestro universo juntos?, ¿cómo mantener esa magia mientras se conserva la distancia correcta?

¿Será que las parejas que viven un poco separadas y parecen tan cercanas han descubierto la fórmula secreta? Sí que han sabido cultivar el arte de separarse para encontrarse mejor.

Aprender a manejar la distancia

¿Puede la distancia reconciliar corazones y cuerpos? El tiempo que una pareja pasa junta le permite descubrir los gustos del otro, adaptarse, desarrollar sentimientos mutuos y mantener la pasión. También estar en simbiosis con la elección de su pareja.

La imagen presentada parece ideal, pero ¿qué pasa cuando aparecen nuestros enemigos: el aburrimiento, la monotonía y la rutina? ¿Cómo lograr estar en armonía cuando “el hábito” invitado una sola vez a pasar la noche se queda para siempre?

Cada día que pasa, como canción rayada, nos aleja de la espontaneidad y la nota principal. El deseo queda fuera.

Estar siempre juntos nos hace entrar en una rutina diaria sin sabores donde el deseo se desvanece. "Lo extraordinario" de nuestros inicios se vuelve "ordinario", nuestro "yei" se convierte en "ah sí", las discusiones siempre giran en torno a los mismos temas y las travesuras se quedan en sueños.

¿Qué pasaría si en lugar de quedarnos encerrados, la solución estuviera fuera de nosotros, de nuestra relación? ¿Si la solución para revivir la llama de la pasión fuera la individualidad?

Cultivar la autonomía

Somos afortunados de vivir en una época en la que individualmente se puede disfrutar de una vida social muy enriquecedora. Los días de nuestros abuelos, cuando el universo de la pareja se limitaba a la familia y las actividades afines, parecen lejanos. Con una esperanza de vida cada vez más larga, la edad ideal para casarse interesa menos. Primero queremos construirnos solos, después llega el momento de encontrarnos y construir juntos.

Mientras que para algunos es normal tener actividades sin su pareja, otros se entregan a la fusión por completo, algo que es particularmente tentador al comienzo de una relación. Pero ten cuidado de no pasar todo tu tiempo libre con tu pareja, pues corren el riesgo de terminar como el fondo del champán, que ya no emociona a nadie en la fiesta.

Es importante ser independiente, dejar que la relación respire y afirmar su identidad. Redefinirse sin estar asociado sistemáticamente a un "nosotros". Experimentar emociones fuertes sin el otro es esencial para crear una nueva dinámica para los dos. Esta experiencia ayudará a inyectar nuevos nutrientes a su relación. Alimentará la imaginación, deleitará sus discusiones, maravillará sus intercambios y hará que los abrazos sean mejores.

La autonomía también crea un sentimiento de carencia. Regálate un fin de semana con amigos, ve a ver a algunos familiares, date un respiro lejos de tu otra mitad. Así permitirás que los sentimientos se vuelvan más claros y fuertes. El sentir que te hace falta, por ejemplo, es una señal de que el amor sigue ahí, que la llama sigue ardiendo y embriagando.

Recuperar el equilibrio personal hará que su relación sea más armoniosa. Lo mejor es encontrar el ritmo adecuado y hablarlo con tu pareja, ya que los dos se verán beneficiados.

Ponle picante a tus encuentros

¿Quién dijo que teníamos siempre que “portarnos bien”?

Para subir la temperatura, puedes enviar mensajes de texto para decirle al otro lo que quieres. ¿Has notado que la distancia hace que la comunicación sea más fluida y menos tímida? Nos atrevemos a desafiar las prohibiciones y dejar espacio a una imaginación sin tabúes.

Prueba los juegos de roles. Reúnanse en el bar de un hotel. Seduzcan y coqueteen como completos desconocidos, como el primer día, susurrando al oído sus fantasías. Es una oportunidad para recordar lo que te atrajo del otro. Ese pequeño extra que lo hizo tan especial para ti.

Prepara una velada romántica a la medida. Para ello, reserva una noche en un lugar especial con un único objetivo: el placer. Lejos de las molestias de la vida cotidiana, ríndete a tus deseos. Champán, baño de burbujas y bombones mejorarán esta noche de placeres.

El amor también significa permitirse momentos de separación para reinventar su relación, darle nueva vida y experimentar algunos paréntesis marcados por la pasión y el atrevimiento.

"Encontrar la distancia adecuada, un equilibrio entre la privacidad personal y la compartida, es una de las claves del éxito de una pareja". - Jacques Salomé, Elogio de una pareja.

Si te interesó este artículo, también te puede gustar:

Guía para empezar una relación Vol. I 

Guía para empezar una relación Vol. II

back to top