AdoptaUnChico.com.mx

Futbolistas profesionales, ¿cómo es su vida?

Fuertes, capaces, ambiciosas, perseverantes y talentosas. Así son Cristiana Girelli, delantera de la Selección de Fútbol Italiana; Nicole Ramos, arquera del Santos Football Club de Brasil; Sandra Sepúlveda, titular de la Selección de Colombia; Aitana Bonmatí y Andrea Pereira, jugadoras del Barça y de la Selección española. Diferentes nacionalidades pero una misma pasión: el fútbol. 

En las últimas semanas, algunos medios y redes sociales han cubierto como nunca antes se había hecho a la Copa Mundial Femenina. Sin embargo, ¿se imaginan cómo es la vida de estas deportistas fuera y dentro de la cancha? Estas heroínas que día a día rompen con los esquemas, hablaron con AdoptaUnChico sobre sus comienzos, el fútbol y las desigualdades que aún existen en este deporte. 

El principio de la pasión

“Cuando empecé a caminar, mis papás me contaron que pateaba muy lejos todo lo que se me cruzaba”, cuenta Girelli, que no tiene ningún recuerdo sin la pelota a su lado. El amor fue de siempre. Lo mismo le pasó a Bonmatí, que tanto insistía en jugar en el patio de la escuela que sus papás decidieron inscribirla al equipo masculino para que desarrollara sus capacidades. Pero no fue fácil. “Al principio, a la gente se le hacía raro verme jugar con chicos, sobre todo porque era muy pequeña y se notaba la diferencia física”. 

Por su parte, Ramos, Pereira y Sepúlveda empezaron de la mano de sus padres que las hacían patear en los pasillos de sus casas y las llevaban a todos sus partidos. Sin importar el género, ellos siempre las acompañaron y apoyaron en lo que les gustaba y, gracias a eso, hoy están compitiendo a nivel mundial. 

Dificultades

“El prejuicio de la gente dicta que las mujeres no tienen la capacidad para, o no pueden practicar este deporte”, asegura Ramos. Lo que al mismo tiempo conlleva diferencias en los salarios, las instalaciones y los recursos en general. 

“Desde el principio luchamos contra los señalamientos y la falta de aceptación de nuestro talento y pasión, a un hombre no le toca escuchar a su mamá diciéndole que el fútbol no es para él, que más bien lave los platos. Por este tipo de estereotipos se perdieron grandes jugadoras en el mundo”, explica la colombiana Sepúlveda que, pese a los “no puedes”, nunca paró de dedicarse a su pasión.

No obstante, no todas tuvieron la misma experiencia. La italiana Girelli jugó con chicos hasta los 14 años y nunca sintió ninguna discriminación, fue capitana del equipo y siempre la respetaron. Sin embargo, se lamenta de que existan críticas que cuestionen la capacidad de las mujeres. “El otro día leí ese comentario habitual de vuelvan a la cocina. ¿No se dan cuenta de que estamos en un MUNDIAL? Antes me molestaba, ahora me hacen reír demasiado”, nos contó.

Asimismo, es la única que se dedica de tiempo completo al fútbol gracias a que su club, la Juventus, le brinda todo lo que necesita, aunque no descarta de sus planes la opción de retomar sus estudios de biotecnología para tener una futura salida laboral posible. 

“Muchas jugadoras estudian o trabajan porque actualmente el fútbol femenino no da para ahorrar y tener una vida a futuro, o incluso un presente, sin preocupaciones. En vez de dedicarle más horas al gimnasio, tratarse en fisio y hacer dobles entrenamientos, usan esas horas para estudiar o trabajar”, explica Pereira que, además de representar a su país en el Mundial, estudia derecho y está a una materia de recibirse de administradora de empresas.

¿Cómo puede evolucionar el fútbol femenino? 

“Depende de varios factores: que los clubes apuesten más en nuestros equipos, que la Federación siga respaldando, que los medios de comunicación den cobertura y visibilidad a las campeonatos, que las marcas inviertan más y que haya más formación”, explica la centrocampista del Barça, Bonmatí.

Sin embargo, estas leonas del deporte ya hicieron la diferencia y le están mostrando al mundo de lo que son capaces. “Estamos en un punto de inflexión. Hicimos mucho ruido y con otros buenos resultados haremos mucho más. Aún queda un largo camino por recorrer pero ya tomamos el correcto”, agrega, Girelli.

¿Qué mensaje te gustaría transmitir a las mujeres? 

“Hace bastantes años se empezó una lucha, no sólo con el fútbol femenino sino con la vida y la representación de la mujer en general. Ahora comenzamos a ver los primeros frutos de esa lucha y no es momento de parar”. - Andrea Pereira, jugadora de la Selección de España. 

“Si tienes un sueño, vé por él, más allá de las dificultades a las que te enfrentes. Y luchen diariamente por la mejora del deporte femenino, que tiene un enorme potencial”. - Nicole Ramos, arquera del Santos Football Club de Brasil. 

“Hay que luchar por lo que quieres, independientemente de lo que te cueste porque cuando trabajas, las cosas llegan”. - Aitana Bonmatí, centrocampista del Barça. 

“Si nos sentimos inferiores a los hombres, no es porque lo seamos, es porque hay personas que nos hacen creerlo. Mujeres: sigan para adelante y crean en ustedes mismas porque tarde o temprano todo esto pasará. Tiene que empezar por nosotras sino será imposible. Empiecen a jugar fútbol por diversión y sin prejuicios, que no van a perder su feminidad. Si eres mujer, seguirás siendo mujer”.- Cristiana Girelli, delantera de la selección italiana. 

“Anímense a jugar, no dejen que ninguna barrera se les cruce en el camino, sigan un sueño y actúen para hacerlo realidad”, Sandra Sepúlveda, arquera de la Selección colombiana.

back to top