mx.adopte.app.com.mx

mx.adopte.app.com.mx

Evita Perón, de actriz a Primera Dama de Argentina

María Eva Duarte de Perón, actriz, política, sindicalista y filántropa argentina, última de cinco hijos ilegítimos, nació el 7 de mayo de 1919 en un humilde pueblo llamado Los Todos.  También conocida por ser la segunda esposa del Presidente Juan Domingo Perón y Primera Dama de Argentina de 1946 hasta su muerte en 1952.

Los años que pasó en Los Todos sirvieron para fortalecer su carácter. Su infancia estuvo marcada principalmente por el abandono de su padre y, posteriormente, por el de su muerte. La pasó sin jugar con los niños de su edad porque la discriminaban por ser hija ilegítima. Vivía en el limbo entre la solidaridad dentro de una familia y la vergüenza de pertenecer a ella.

Todos los acontecimientos que vivió durante su adolescencia le hicieron sentir indignación ante la injusticia de su vida.

En los años siguientes, su hermana Elisa fue trasladada a Junín por motivos de trabajo y fue allí donde comenzó a surgir la vocación artística de Evita. Tuvo varios ídolos cinematográficos y fue la mejor de su clase en actuación. A partir de ese momento, se convenció cada vez más de que su destino era ser actriz.

A los dieciséis años se trasladó a Buenos Aires, donde comenzó su carrera como actriz, tanto en teatro como en radio y cine. Una vez en la ciudad con su madre, hizo una prueba para Radio Nacional y luego el director Pablo Osvaldo Valle le ofreció un contrato. Desde entonces, Evita se instaló en la capital.

Los comienzos de su carrera como actriz fueron titubeantes. Su primera experiencia en el teatro se la dio el director de Vedia. Las críticas siempre estaban presentes y no recibía mejores adjetivos que "discreta". Tras un desafortunado periodo sin trabajo, fue contratada por la agencia de Pepita Muñoz. Por desgracia, durante una gira, el actor José Franco la amenazó con despedirla si no accedía a sus exigencias sexuales, así que dejó la agencia.

En 1944 conoció a Juan Domingo Perón, mientras Argentina vivía un momento de migración interna y de transformación económica, social y política. Por otro lado, la carrera artística de Evita siguió expandiéndose y también fue nombrada presidenta de la Asociación Radical Argentina.

Después de su matrimonio con Perón, él estaba ocupado con una campaña electoral. Evita fue con él y esto fue una gran novedad en aquellos tiempos ya que hasta entonces ninguna esposa había acompañado a su marido en una gira como ésta.

En 1946, una vez Juan Perón fue elegido Presidente de Argentina, contribuyó a su política social y nacionalista. Gracias a ello, Evita consiguió el poder suficiente para defender la causa de los derechos de los más pobres y de los trabajadores.

1947 fue un año de gran éxito para Argentina. Gracias a la mediación de Evita Perón, el derecho al voto se extendió a las mujeres por primera vez en un país de Latinoamérica. Fue una victoria tanto para ella como para el país, que estaba en camino de convertirse en una verdadera democracia moderna.

Una de las mejores batallas que Evita libró y ganó fue el reconocimiento exitoso de la igualdad de derechos políticos y civiles para hombres y mujeres. El compromiso de Evita con la dignidad de la mujer fue constante y la llevó a fundar el Partido de la Mujer Peronista en 1949.

La labor de Evita dentro del gobierno peronista se orientó a la asistencia social con el objetivo de combatir la pobreza. El 8 de julio de 1948 creó la Fundación Eva Perón, que trabajaba para mejorar las condiciones de vida de los niños, los ancianos, las madres solteras y las mujeres de las clases más pobres de la población. La Fundación llevó a cabo numerosas actividades sociales, como la construcción de hospitales, residencias de ancianos, campamentos de verano y asistencia a las mujeres.

En 1951 comenzó la campaña oficial para la candidatura presidencial de Perón-Eva. Muchos sindicalistas pidieron a Perón que Evita formara parte de la fórmula. Por otro lado, Evita quería un lugar en la papeleta como candidata a la vicepresidencia. Esto preocupó mucho a los jefes militares, que no consideraron el puesto adecuado para una mujer. A pesar del gran apoyo de la clase obrera y de las mujeres peronistas, Evita decidió renunciar al posible puesto de vicepresidenta porque su salud se estaba deteriorando. Tras un año de lucha por recuperarse, falleció en 1952.

Gracias a su activa imagen, su figura sigue siendo objeto de veneración popular en Argentina y el mundo, tanto que hasta inspiró un famoso musical de Broadway que lleva su nombre y una película de Hollywood protagonizada por Madonna.

Si te interesó este artículo, también te puede gustar:

Amelia Earhart: la piloto que conquistó los cielos

Frida Kahlo

back to top