AdoptaUnChico.com.mx

Después de la tormenta, siempre llega la calma

Por algo que ocurrió en tu vida, hoy sientes que el mundo se te cae encima, que los sueños que habías planeado, con el paso del tiempo se han desmoronado. No tuviste tiempo ni de parpadear, no sentiste la ola hasta que el tsunami te devastó. Ahora sientes que lo único que hay en tu interior es un mar que no para de dar vueltas y arrastra los restos de ti misma hecha pedazos. Insensible hacia el mundo que te rodea y demasiado sensible hacia todo lo que resuena en tu cabeza.

Francamente, es horrible. Tienes la pésima impresión de estar siempre en el lugar y momento equivocados y no te explicas en qué momento todo se fue a la mierda, está claro que las cosas han salido mal. Sin engañarnos,  es obvio que se ha ido, no va a volver y ahora sólo estará presente en tus recuerdos, todo por culpa de disputas que ya ni siquiera entiendes.

Pero, ¿sabes qué? Todo va a salir bien.

Te lo prometo.

Mira a tu alrededor, tan solo a un par de metros, y observa la cantidad de gente que te queda por conocer y las experiencias que todavía no has vivido. Queda mucho, muchísimo por sentir. A veces, la vida nos la pone difícil, pero afrontar riesgos demuestra de que estamos hechos.

Y okay igual ahora no tienes ni idea de quién eres, pero siempre puedes intentar convertirte en la persona que nadie pensaba que podrías llegar a ser. Imagina, inventa, crea y exprime cada instante. El tiempo no hace intermedios, el espectáculo continúa.

No es momento de hacerte reproches, sino de quererte, aceptarte y comprenderte. Deja que todo fluya, siéntete libre y haz lo que quieras cuando quieras. Solo recuerda que eres genial, que todo volverá a la normalidad y tendrás la calma que tanto deseas.

¡Repítetelo cada día!

back to top