AdoptaUnChico.com.mx

Cuestiones de amor y política, ¿se pueden conciliar los opuestos?

Aguas con este tema… Yo creo que antes de nada lo ideal será trazar el típico escenario de premisas que se suelen utilizar en las investigaciones de mayor rigor científico cuando se buscan conclusiones. Este asunto nos importa a todos y todas; en la vida nos vamos encontrando con muchas personas distintas y al final nuestro objetivo es siempre entendernos (y lo que pueda venir después, jeje). Si podemos aprender algo, pues mejor todavía. Así que, como les decía, vamos a tratar de esclarecer esta serie de preguntas/premisas de una vez por todas:

1. ¿Puede triunfar una relación amorosa protagonizada por gente con distinta filosofía? Sí. (Y además puede ser algo muy enriquecedor)

2. ¿Se puede ser de izquierda y agarrarse a un güey que vote por el PAN?

Sí. (Esos chinos beige con mocasines son irresistibles, el jumper en los hombros ya es otra historia, pero siempre podemos quitárselo…)

3. ¿Se puede votar por Morena y darse un revolcón con una del PRI?

Sí. (Aunque para llegar al sexo rudo habrá que dar el “Sí, acepto”)

4. ¿Puede tener alguien una relación duradera con una persona con la que ni siquiera se pone de acuerdo sobre si pedir los tacos "con todo"?

No. O, al menos, nos parece tremendamente complicado. (Aunque bueno, el gusto se rompe en géneros).

Imagínense esta cadena de circunstancias:

-    Dudas iniciales que propician

-    Problemas estructurales que tienen

-    Consecuencias en los niños por lo que se decide

-    Comprar un perrito para evitar el divorcio

Evitar el divorcio por cualquier causa o excusa es el mayor error que puede cometer una pareja. ¡Que viva el divorcio! La neta. En muchísimos casos es la mejor solución: cierra un período que no funcionó para dar paso a otro lleno de esperanza. Es borrón y cuenta nueva, ciao. #hastanunqui. Nota informativa para los lectores más jovencitos: hubo un tiempo, no hace mucho, en el que en nuestro bello país (bello pero corrupto) el divorcio estaba prohibido y esto suponía el auténtico horror para, sobre todo, nuestras mamás, hermanas, tías, cuñadas e hijas (es decir par todas las mujeres). Además, y, antes de que se nos olvide, que viva: el libre albedrío, el matrimonio civil y las parejas de verdad.

Volviendo a las premisas que nos planteábamos al principio del artículo, llegamos a la conclusión de que es difícil poder mantener una relación duradera del tipo familiar si algunas bases no se comparten, porque seguro que esas discrepancias iniciales van a traer consigo problemas de convivencia y esto va a provocar consecuencias en terceros (terceros meaning personitas adorables que vas a querer como a nadie en el mundo). Pero como el concepto de la familia no nos interesa demasiado por el momento, ahora los animamos a probar todo tipo de cosas con todo tipo de personas. PERO PÓNTELO, PÓNSELO, SIEMPRE.

¡Y VOTEN!

back to top