AdoptaUnChico.com.mx

AdoptaUnChico.com.mx

Cómo terminar una relación de forma sana

Romper con alguien a quien respetas, e incluso amas, puede ser una decisión muy difícil, especialmente cuando no estás seguro de cuál es la mejor manera de manejar la situación. Con esto en mente, AdoptaUnChico preparó esta pequeña guía que te enseñará cómo terminar una relación de forma sana.

Reconoce que tus razones son válidas

Es común estar con una persona que todos piensan que es increíble y, sin embargo, tener un sentimiento continuo de incomodidad acerca de la relación. En ese caso, es posible que debas aceptar que, a pesar de ser una persona teóricamente perfecta, puede que no sea la persona perfecta para ti. Los finales no solo se viven en relaciones disfuncionales o abusivas. A veces, simplemente cada uno de los involucrados se encuentra en diferentes etapas de la vida o en diferentes niveles de implicación y es importante que tomes en cuenta tus sentimientos.

Ponte en el lugar del otro

Este es un consejo válido para casi todo en la vida: ponerse en el lugar de la persona que escuchará las razones de la ruptura puede ser una estrategia que marcará la diferencia cuando se trata de terminar la relación. Esto te permitirá elegir cuidadosamente las palabras que usarás y el momento ideal para sacar a relucir el tema. Ojo: trata de no posponer las cosas. Recuerda, si estuvieras en el lugar de la otra persona, probablemente no querrías prolongar una relación con alguien con quien ya llevas tiempo queriendo romper.

No revivas problemas del pasado

Uno de los mayores impulsos a la hora de terminar una relación es culpar al otro por conductas negativas que, al acumularse, explotan en el final. Sin embargo, poner a la persona en esta posición de culpa solo dificultará las cosas y evitará que la ruptura ocurra de una manera saludable. Si la otra persona realmente quiere conocer las razones a detalle, elige frases que se centren en tus propios sentimientos, como: “No pude soportar el hecho de que ...” o “Sentí ...”. El secreto es evitar mentir o inventar motivos que esconden los problemas reales, también es importante no ser crueles con el otro señalando errores puntuales o no modificables.

Define cuáles son los límites

Saber que hay alguien que ya no nos ama puede ser un gran golpe, por eso es importante establecer límites que permitan a la otra persona recuperarse de ello. En lugar de continuar las conversaciones como si nada hubiera pasado, planteando asuntos triviales que ignoran el gran problema, deja que la otra persona tenga tiempo y espacio para recuperarse de la noticia y los impactos que tendrá en su vida.

Recuerda que incluso si fuiste tú quien decidió terminar la relación, también tienes derecho a sufrir la ruptura. Tómate este tiempo y espacio para reconstruir tu vida enfocándote en ti y confiando en tus amigos y familiares.

Si te interesó este artículo, también te puede gustar:

5 señales de que le tienes miedo al compromiso

back to top