mx.adopte.app.com.mx

mx.adopte.app.com.mx

¿Cómo se enamoró Amélie Poulain?

La mayoría de nosotros hemos visto o escuchado hablar de Amélie, la película del cineasta francés Jean-Pierre Jeunet, un clásico del cine romántico francés, pero, te has preguntado ¿cómo se enamoró realmente? en adopte te contamos todo paso a paso.

Empecemos por describir a Amélie Poulin (Audrey Tautou) una chica solitaria e imaginativa, nacida en París. Diagnosticada erróneamente de pequeña con un problema cardíaco, su conexión con el mundo se vio limitada, ya que sus padres creían que era muy sensible para tener contacto humano, como resultado, se refugió en su imaginación.

Amélie vive sola en un apartamento parisino y trabaja como mesera en un pequeño café en Montmartre, el Café des 2 Moulins. A Amelie le gustan los placeres simples de la vida, como romper la capa de caramelo de la crème brûlée con una cuchara, lanzar piedras en el canal Saint-Martin, meter su mano en el costal de granos o adivinar cuántos orgasmos tienen las parejas parisinas, siempre dejándose llevar por su imaginación.

A pesar de su gran belleza, Amélie no puede entablar una relación. Si bien al principio trata de esforzarse en formar vínculos románticos, al final parece fallar… hasta un día en la estación de metro Abbesses, cuando Amelie descubrirá a un joven un tanto curioso (como ella) Nino Quincampoix (Mathieu Kassovitz), un misterioso "príncipe azul", cuya particularidad era coleccionar y reconstruir las fotos olvidadas en los fotomatones parisinos.

La personalidad de Nino es igual a la de Amelie, dos almas solitarias llenas de imaginación en búsqueda de la felicidad.

En ese momento intercambian miradas, pero no más, hasta su próximo encuentro que esta vez no resultará indiferente. Gracias a que Nino deja caer accidentalmente su álbum de fotos, Amelie lo encuentra y a partir de ese momento actúa como detective, consiguiendo la información necesaria para localizarlo.

El encuentro entre Nino y Amelie fue algo fuera de orden, ambos pasaron su infancia buscando a alguien con quien jugar. Por lo cual Amelie crea un escenario, juego, circuito y, dejando pistas, lo guía, con fotos y los pasos que debe ir siguiendo. Es la manera que Amelie encuentra para abordar su encuentro amoroso y obvio, Nino cae en el juego y fascinado por la idea, sigue la dinámica que terminará por hacer que se enamoren.

Amelie y Nino finalmente se deshacen de su soledad, demostrando que sus almas estaban predestinadas a encontrarse. El amor logró acercarlos y poner fin a sus capítulos anteriores, solitarios y vacíos de afecto, Amelie y Nino encuentran un amor que colma lo que siempre les había faltado.

Si no has visto la película, te la recomendamos.

Si te interesó este artículo, también te puede gustar:

Guía de besos en el cine - Parte I

Guía de besos en el cine - Parte II

back to top